Micro posts de Miguel Zapata

Posts cortos y sin mucho meditar sobre aprendizaje y enseñanza en la sociedad del conocimiento, docencia universitaria en la nueva sociedad, la ciencia compartida,...

image

Hace unos días presentaba en Málaga, en el contexto de un workshop sobre MOOCs y anotaciones lo que veía como el punto de inflexión de este fenómeno. También lo publiqué antes como preprint y post. Señalaba como indicadores de ese punto de inflexión varios hechos, y el no menos importante lo constituían las declaraciones de Sebastian Thrun a la revista Fast Company. Recordemos que Thrun está vinculado a los actuales MOOCs (los xMOOCs) a partir del primero de este tipo, el de Inteligencia Artificial, y CEO de Udacity. Pues bien Thrun se retracta de todo lo hecho con los MOOCs, dice que han fracasado y lo justifica por el alto índice de abandono. También dice que tiene sentido una universidad profesional (separándola de la de investigación) y que en este contexto tiene sentido lo que evolucione a partir de los MOOCs. De hecho se ha anunciado porteriormente la oferta por Udacity de cursos de est etipo con una matricula de un coste relativamente alto. La de Georgia Tech.

image

La respuesta de Siemens a Thrun no se ha hecho esperar , ha sido en University affairs. La entrevista es muy dura, mucho más de lo que en general los críticos hemos sido con él, pero no deja de decir cosas que ya señalamos la semana pasada en Málaga: Udacity y las empresas de los xMOOCs son empresas de capitall riesgo, quieren ganancias. Su fin no es altruista y les importa un pepino la igualdad y la emancipación, u otros objetivos de carácter digamos humanistas. Han visto que han perdido dinero y ya está. Lo malo son los tontos útiles que los han seguido creyéndose esa película y despreciando los valores de la ciencia y delos principios de la educación y del aprendizaje. Sin embargo los hechos de los cuales los MOOCs son el síntomos, y de los cuales tanto los xMOOCs como los cMOOCs han sacado beneficio (éstos de carácter propagandístico exclusivamente), permaneces ahí, y como decíamos sintéticamente en Málaga son dos:

a) En la actual sociedad el conocimiento deja de estar en exclusiva en los centros de saber: Las universidades y las bibliotecas. El conocimiento fluye, está en la red y en las redes de individuos. Es ubicuo y social.

b) La Universidad ha perdido su carácter, su monopolio, de otorgar bienes y titulos para la promoción social o profesional. 

En ese prado crecen iniciativas como los MOOCs como las amapolas en primavera y las setas en otoño.

Pero veamos las perlas de Siemens:

Pregunta de University Affairs : Cuando hablábamos, hace un año o así,  que el fenómeno MOOCs estaba empezando una bola de nieve, se hacian afirmaciones, y propaganda, acerca de cómo MOOCs iban a revolucionar la educación superior.¿Lo han hecho solo mientras ha durado el bombo (como propaganda desaforada)?

Dr. Siemens: No, no creo que ellos tuvieran ese fin y no creo que no se trate de que dure hasta que dure la fase de bombo la proclama de lo que los MOOCs son capaces de lograr. Y debo mencionar que, cuando lo hacían, no eran realmente educadores [haciendo las proclamas].Esto realmente proviene de unos pocos individuos que tenían  un interés personal en cualquiera de sus empresas o sociedades de capital riesgo.Creo que tenía más que ver con el marketing y el posicionamiento en el mercado. Uno de los clásicos ejemplos fue el de la declaración de Sebastian Thrun de que que en el futuro no habría más que 10 universidades y Udacity sería una de ellas. Y luego nos fijamos en su reconocimiento muy impactante, básicamente diciendo que nuestro producto es una mierda. Así que creo que las personas que se conducían en el bombo MOOC en realidad nunca tuvieron interés en el fenómeno MOOC. Ellos estaban tratando de posicionarse para un producto de nueva tecnología.

Siemens está enfadado. Se nota.

  1. miguelzapataros ha publicado esto